Home / Noticias / Hablando sobre Huawei, en Actualidad Económica

Hablando sobre Huawei, en Actualidad Económica

El chino que quiere cambiar España - Actualidad EconómicaEl subdirector de Actualidad Económica, Francisco Oleo, me llamó por teléfono para documentar un artículo sobre el gigante tecnológico chino Huawei, en virtud de la relación que mantengo con la compañía como miembro de su programa Key Opinion Leaders (KOLs). En el artículo, titulado “El chino que quiere cambiar España” (ver en pdf), Francisco incorpora algunos de mis comentarios.

Hablamos sobre el modelo de negocio de una compañía atípica: uno de los gigantes tecnológicos a nivel mundial, pero que no solo no cotiza en ningún mercado bursátil, sino que, además, tiene la mayoría de sus acciones en manos de sus empleados, lo que le permite mantener una estrategia muy coherente y un enfoque a muy largo plazo alejado de los vaivenes de las bolsas y de la presión de los analistas y los resultados trimestrales.

Huawei basa su negocio en la venta de productos tecnológicos que desarrolla, pero generalmente no fabrica, para su venta a sus clientes principales, empresas de telecomunicaciones y gobiernos de todo el mundo. Sobre esa base, ha construido una división de productos de electrónica de consumo que van desde smartphones hasta smartwatches pasando por lo que se nos ocurra, una división que arrancó como una manera de entender el uso que muchos de sus clientes hacían de sus productos, como un control del ciclo completo del producto. Los productos por los que es conocida en muchos mercados, como ese teléfono P20 que algunos describen como “la mejor cámara del mundo (tres objetivos Leica) que además trae de regalo un teléfono móvil”, corresponden en realidad a la menos importante de sus divisiones. De ahí la diferencia de Huawei con la gran mayoría de las compañías chinas: la práctica totalidad de su plantilla son ingenieros y especialistas en desarrollo, mientras que el ensamblaje de la mayoría de sus productos se lleva a cabo en compañías subcontratadas que, en gran medida, dependen de la actividad que les proporciona.

Aparte de esto, Huawei es una auténtica caja de sorpresas. Un programa de responsabilidad social corporativa que prácticamente no publicitan pero que es enormemente activo y que se transpira en la actitud de cada uno de sus empleados, una actitud absolutamente respetuosa con aquellos a los que la compañía considera influencers (en una interpretación de la palabra ya de por sí con muchísimo más sentido que la que utilizan muchas otras compañías) y a los que nos proporciona acceso con enorme transparencia a todo aquello que pedimos sin condicionar en absoluto lo que escribamos o dejemos de escribir, y una actitud enormemente colaborativa con instituciones educativas, que pude comprobar hace poco cuando invité a una de mis clases a su Vicepresidente de Comunicación Corporativa, Walter Jennings, y no solo dijo que sí sin dudarlo ni un minuto, sino que además, brindó a mis alumnos una clase impresionante, directa y con un nivel de transparencia espectacular. 

Actualmente, hablar de Huawei en determinados ámbitos genera una sensación extraña: mis alumnos estadounidenses prácticamente no conocen sus productos de electrónica de consumo porque todas las operadoras norteamericanas, presionadas por su gobierno, se han negado a introducirlos como parte de su oferta, y algunos incluso piensan que son inseguros o que tienen supuestas puertas de atrás por las que escucha el gobierno chino, algo que nadie nunca ha demostrado y que tiene mucho más aspecto de argumento proteccionista que de realidad tangible. La posición actual del gobierno norteamericano es la de vetar los productos de la compañía en el despliegue de la infraestructura 5G de su país, lo que pone a los proveedores en un verdadero problema, dado que Huawei es la compañía con mayor número de patentes registradas en ese ámbito. Una situación que depende poco de argumentos de excelencia tecnológica y mucho más de agendas políticas proteccionistas, pero que, a medio y largo plazo, podría terminar suponiendo muchos más problemas y limitaciones para el país que para la propia compañía.

Una oportunidad interesante para hablar de una compañía que, a lo largo del tiempo, he ido conociendo y apreciando cada vez más, y que sin embargo, dentro del panorama tecnológico, es posible que sea para muchos bastante poco conocida.

 


Enrique Dans

QUIENES SOMOS kimeras

Check Also

https://cdni.rt.com/actualidad/public_images/2018.07/thumbnail/5b54cad0e9180f7d058b4567

Cuatro turistas británicos drogan y violan a una compatriota en Ibiza

La víctima acababa de conocer a sus agresores en el paseo marítimo. RT en Español

Facebook

VK

Cargando chat...